Closeup of boy playing a toy with his grandparents

El nacimiento de un bebé transforma completamente el día a día de tu hogar, tus responsabilidades, prioridades y compromisos varían y se suman otras muy distintas, como la de educar al pequeño de la casa, y acompañar su desarrollo y crecimiento. Los placeres de tener un bebé son muchos, pero no puedes ignorar que el trabajo aumenta, por eso en su desarrollo deben incluir a sus abuelitos, pues en ellos descubrirás un recurso valioso que no solo te servirá como apoyo sino también como consuelo y refuerzo.

Los cambios que vives a medida que tu bebé va creciendo son acelerados y no te dan descanso, pues cada vez te piden más tiempo y más recursos para explorar el mundo; los abuelitos son una “manito extra” que potencializa tus labores como madre o padre pero también te permite, a partir de su experiencia como su formador, reforzar las dinámicas de aprendizaje en tu pequeño.

La relación de los abuelos con sus nietos

El encuentro de los abuelitos con tus hijos es siempre muy enriquecedor para ambos lados. A muchos niños les encantan estar con sus abuelitos por diferentes razones, porque del lado de los abuelitos no existen tantas órdenes ni obligaciones, otros porque pueden hacen cosas distintas con ellos, cómo preparar galletas juntos, comer dulces, dar paseos, ir al parque, y realizar una infinidad de actividades que hacen que con ellos se sientan más libres.

Haz que tu hijo vea a sus abuelitos como sus amigos y sus guías divertidos, cariñosos y mimosos, así les gustará estar con ellos (teniendo en cuenta también la personalidad que tiene cada abuelito), porque existen personas que a pesar de compartir con los niños siguen presentándose como una autoridad y eso no fortalece un lazo afectivo; sin embargo la mayoría de abuelitos sienten mucho placer con sus nietos. Estar con ellos es también una forma de renovarse personalmente. Es tener más participación en la familia, y sentirse más jóvenes y actualizados. Pues como ya sabes, se aprende mucho con los niños.

Relación de los abuelos con los padres de sus nietos

Es claro que la relación de los tres (siendo tu bebé el eje principal) no siempre será óptima, ya que ellos ya vivieron experiencia en el proceso de tu crianza y prefieren omitir algunas reglas y dedicarse a disfrutar de tu pequeño, generando en ocasiones molestias o disgustos. Pero tranquilo, es cuestión de comprender que son de generaciones distintas y sus criterios de educación son muy diferentes a los tuyos. Es claro que tú no puedes cambiar los razonamientos de los mayores, pero también es cierto que ellos ya no están más para educar, ya lo han hecho, bien o mal, pero su función de educadores ha casi que terminado.

Los abuelitos están para dar cariño, darte una mano de vez en cuando, y pasar un buen rato con tu hijo. Si los abuelos van a estar con los nietos, lo ideal es que realices acuerdos, para el bien del niño y de todos. Por eso la importancia de que mantengas una relación tranquila, pacífica y genuina, libre de celos, en la que reine el respeto a las exigencias y a los hábitos de los demás.

Tags: